¿Cuál es el origen de los cumpleaños?

Los cumpleaños son una de las celebraciones más importantes del mundo occidental. Prácticamente todas las personas que conocemos celebran sus cumpleaños de una u otra manera.

Y estos a su vez son momento especialísimos en la vida de las personas. Tanto de grandes como de chicos, siendo casi siempre recuerdos muy bonitos que se atesoran por años. Pero estas celebraciones no siempre fueron tan bien vistas como hoy en día. Pues los cumpleaños llegaron incluso a ser prohibidos.

Hoy en Atenea Ocio os contaremos el origen de los cumpleaños y de algunas prácticas comunes en estas celebraciones.

 

Cumpleaños en la antigüedad

 

En la antigüedad, se consideraba que cada vez que se cumplía un año de vida, los espíritus de las personas se encontraban vulnerables. Es decir que podrían ser proclives a ser llevados por los demonios o simplemente a tener mala suerte durante el siguiente año. Y es bajo estos preceptos supersticiosos que se comienzan a celebrar una especie de fiestas cada vez que alguien cumplía años.

Costumbres como el pastel de cumpleaños donde se colocan velas servían para alejar a los demonios. De manera que la persona agasajada pudiera gozar de otro año de buena suerte. Y en caso contrario, se consideraba que la mala suerte abundaría, como mínimo.

 

Cumpleaños en el cristianismo

 

Hasta el siglo 4, el cristianismo rechazaba rotundamente los cumpleaños por considerarlos una celebración pagana. Es decir, que provenía de las creencias politeístas que por aquella época se tenían. Pero como sucedió con muchas otras celebraciones, en la búsqueda de expansión cultural, el cristianismo terminó por absorber la celebración de cumpleaños.

De hecho, durante mucho tiempo se creyó que, gracias al pecado original de Adán y Eva, los seres humanos no debían celebrar nada. Sino que debían vivir sus vidas en penitencia buscando ser perdonados por Dios. Por eso muchos grupos cristianos no católicos hoy en día no celebran los cumpleaños, como los Testigos de Jehová.

Pero los cumpleaños comienzan a ser rescatados en el siglo 4 cuando se toma la navidad como el cumpleaños de Cristo. Difundiéndose así de nuevo esta celebración, pero esta vez con un puro carácter lúdico. Celebrando de esta forma el nacimiento mortal del hijo de Dios.

Con el pasar del tiempo, los seguidores del cristianismo, optarían por celebrar también sus propios cumpleaños. Pero considerándolo una forma de alabar a cristo, cuyo cumpleaños fue el primero en ser aprobado por el cristianismo.

 

Cumpleaños hoy en día

 

Hoy en día los cumpleaños se han convertido en una de las celebraciones más comunes. En prácticamente todos los países y creencias del mundo se celebran. Eso sí, variando las costumbres dependiendo de las distintas culturas.

Una de las cosas en las que más se está de acuerdo en el mundo entero sobre la celebración del cumpleaños es en los cumpleaños para niños. Pues en casi todo el mundo se considera que los niños tienen derecho a celebrar un año más de vida. Y por eso se procura que estos sean momentos especiales.

 

Ocio en Burgos 

 

Por eso, si se buscan ideas y opciones para celebrar un cumpleaños tanto para chicos como para grandes, en Atenea Ocio os podemos ayudar. Solo contactadnos y estaremos encantados de ayudaros en todo lo que necesitéis.